HISTORIA

El fenómeno de las drogodependencias, irrumpe en España, como un gravísimo problema de salud pública, a finales de la década de los setenta, y principalmente, en la década de los ochenta. La complejidad del fenómeno y la extensión del problema por toda la geografía nacional, hace que las diversas Administraciones, responsables y garantes de la sanidad pública, no sepan ni puedan responder a la necesidad de ofrecer soluciones adecuadas. En este escenario, los familiares buscan respuestas que no encuentran y asumen el reto de afrontar el problema, surgiendo de esta forma, las primeras asociaciones de familiares que reclaman soluciones y tratamiento.

El panorama en Canarias, en aquélla época, era similar al nacional y por ello, a finales de la década de los ochenta, el problema de las drogodependencias y el tráfico de drogas en la Sociedad Canaria, eran de los más importantes y graves y no tenían respuesta gubernamental adecuada.

En Gran Canaria, el Barrio de San José, y La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria, eran principales reflejos de esta situación y por ello un grupo de familiares de personas afectadas por las drogodependencias, comenzaron a organizarse para analizar la situación y encontrar soluciones. Fruto de esta iniciativa fue una primera reunión en la que se acordó realizar un informe para hacerlo llegar a los Ministerios de Justicia e Interior.
A esta primera reunión, le siguieron otras que concluyeron con el acuerdo de convocar una manifestación ciudadana que tendría como objetivo, denunciar la situación y demandar soluciones
.

El 28 de octubre de 1.990 representa un hito en la historia de CALIDAD DE VIDA, ya que en esa fecha se celebró una manifestación, convocada en el barrio de San José, y a la que acudieron más de 17.000 personas, siendo una de las más importantes que se han celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.

La respuesta de la Sociedad Canaria a la convocatoria, puso de manifiesto la importancia del fenómeno de las drogas y la necesidad de trabajar en la búsqueda de soluciones. El resultado fue el acuerdo de crear una asociación que trabajara en dos frentes: la lucha contra el tráfico de drogas y la ayuda a las personas afectadas, a través de la reivindicación de recursos y asistencia. De ahí el nombre originario de esta entidad, PLATAFORMA CIUDADANA CONTRA LA DROGA “CALIDAD DE VIDA”.

A lo largo de veinte años de andadura, la organización ha ido evolucionando a la vez que lo ha hecho el fenómeno de las adicciones, las pautas de consumo y el perfil de los drogodependientes. En esta evolución se fueron modificando los objetivos que se limitaron y centraron en la ayuda directa a las personas afectadas.

La entidad comenzó su andadura organizada como Asociación, en una primera sede social ubicada en el número ochenta del Paseo de San José, dónde se instaló el primer recurso asistencial, el CAD de San José en el mes de julio de 1.991.

Unido al recurso asistencial se inició el trabajo de inserción social y para ello se puso en marcha en septiembre de 1.992 un proyecto ubicado en el nº 92 del Paseo de San José, donde se instaló un taller de carpintería, de confección, de manualidades, de chapa y pintura, barnizado y lacado de muebles y apoyo escolar. También en ese año se firmó un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a través del cual se insertaban, laboralmente, pacientes en fase de rehabilitación, incorporándose a las plantillas del servicio de limpieza de la Corporación Local

En el año 1994, se puso en marcha un CAD ambulante, equivalente a lo que actualmente es una UAD. La necesidad del CAD ambulante obedecía a la existencia de lugares de la isla de Gran Canaria que carecían de servicios asistenciales, bien por su lejanía de los núcleos poblacionales o bien porque el número de afectados no era lo suficientemente importante como para instalar un CAD permanente. Este dispositivo inició su andadura, en el Municipio de Agaete y La Aldea, en colaboración con el colectivo de familiares “Madres de Agaete” y posteriormente abrió paso a la instalación de CAD en diversos, barrios de Las Palmas de Gran Canaria: en abril y en Octubre de 1.996 se crearon los CAD de Guanarteme y Tamaraceite, respectivamente.

En ese mismo año, 1994, se creó el Servicio de Información y Asesoramiento Jurídico, motivado por la necesidad de orientar a la población drogodependiente en materia jurídica habida cuenta de la relación que se daba entre los problemas de adicción y delincuencia, que afortunadamente con la evolución del fenómeno de las adicciones ha disminuido.

Una particularidad de este servicio que lo hace único es que presta asistencia a todos los usuarios de la red asistencial en materia de drogodependencias de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, con independencia de que sean o no pacientes de los centros que gestiona esta Asociación.

El Servicio de Farmacia y laboratorio se creó el 11 de enero de 1996 y fue inaugurado por el Consejero de Sanidad y Consumo, D. Julio Bonis. Desde el inicio, este servicio colaboraba con otros recursos de Gran Canaria, tales como: Centro penitenciario Salto del Negro, Asociación Yrichen, CAD de El Tablero, Cad de Gáldar, La Aldea, Agaete y Arucas. A lo largo de estos veinte años, la colaboración con estos recursos fue modificándose, con la apertura de servicios similares en los respectivos centros y recursos.

Desde el mes de enero de 2011, CALIDAD DE VIDA ha asumido la gestión de la UAD de La Aldea, siendo éste el último recurso incorporado a la organización.



AGRADECIMIENTO


La larga historia de CALIDAD DE VIDA, está salpicada de muchísimos nombres y rostros, de pacientes que han pasado por nuestros recursos, de familias, de profesionales y voluntarios, de responsables políticos, de personas anónimas, de colaboradores, de amigos que han confeccionado una larguísima lista, imposible de reproducir, pero que permanecen, constantemente, presentes en la memoria de esta organización y a las que estaremos siempre agradecidos.